4.11.10

El perro optimista

Sangre, mucha sangre…y muy lejos de tu alcance, al otro lado de la pista, aquel osito de peluche sucio y descocido que llevabas entre los dientes…creo que ese osito fue tu única compañía…tu abrigo en esas noches frías y el único amigo que tuviste en tu corta vida, ahora entiendo porque mientras gritabas de dolor, arrastrabas tu cuerpo hacia el otro lado de la pista…querías estar junto a el verdad?...al parecer ya presentías tu triste final…solo querías sentir entre tus tiernas mandíbulas a tu eterno amigo una vez más…me baje de esa combi porque quería ayudarte, sabía que podía hacer algo por ti como tú lo hiciste por mi cuando me regalaste esa sonrisa y esa muestra de tu gran optimismo…si, sé que tal vez quede como un loco cuando le cuente a alguien que mientras iba en esa combi te vi caminando sobre la vereda, moviendo tu colita y cuando levantaste la cabecita me viste a través de esa ventana y me regalaste "la sonrisa" de esas inesperadas, imposibles, de quien menos te imaginas y que uno nunca olvida; a la que yo también respondí con otra sonrisa y con un "manya…un perro optimista!...tan solo pasaron 10 segundos de aquel increíble acontecimiento, para escuchar ese fuerte impacto que me hizo voltear y verte ya tirado en la pista, intentando levantarte, luego de bajarme corrí hacia ti, mientras tú te arrastrabas, te sorprendió verme verdad?...me miraste…luego miraste a tu osito y tu gemido lo sentí en las entrañas, te dije que todo estaría bien, cogí tu osito y pare el taxi de aquel insensible que nos dijo NO, el perro me va a manchar el asiento, mientras tu seguías desangrándote; felizmente no esperamos demasiado y pude subirte a otro taxi con ayuda del chofer, un pata, quien nos presto una frazada, con la que envolví tu frágil cuerpecito…no creo que resista además es feriado no creo que encontremos un veterinario, dijo aquel taxista, no permití que oyeras eso; tú y yo, sabíamos que no era cierto, además el no te había visto sonreír…él no sabía que tú eras un perro optimista, tu respiración era menos constante, te comenzó a sangrar la nariz, pero tu sabias que yo estaba allí, contigo…te hable, si! Te hable…te dije…hola te acuerdas de mí, nos vimos hace unos minutos…soy el pata que iba en la combi, al que sonreíste, te acuerdas? Claro que te acuerdas...sabes eres un perro genial, vas a salir de esta… te voy a llevar a mi casa para que seas el pata de Benji…mi perro, que es como mi hermano y que también es genial como tú, te prometo que nunca voy a dejarte solo…te lo prometo…se que a pesar de tu dolor podías oírme…de pronto solo te estiraste y cerraste los ojos para no abrirlos nunca más…PUTAMADRE, solo eso llegue a decir, el taxista se detuvo…y me dijo puta no jodas huevón estas llorando? Pero si es solo un perro…pero quien no llora frente a una huevada como esa, llore porque mientras aun estabas vivo, te imagine esperando junto a Benji mi llegada a casa, imagina de todo…menos esto; tú que sabes huevón, le respondí, acaso quieres a tu perro, te olvidaste del viejo Ayudante, "ese perro" como dices tú, al que ahora tienes en el techo, te mueve la cola cuando te ve llegar y tu ni siquiera subes a cambiarle el agua, animal…se necesita quererlos, para saber de que no tan solo son perros, son más que eso, son seres increíbles…así que cállate insensible de mierda

El perro optimista, murió siendo aun cachorro…y su agonía confirmo mi teoría de que en este mundo hay seres quienes erróneamente son calificados como inferiores, mínimos, pero que en realidad son seres increíbles y que incluso en su corto paso por esta piedra redonda hicieron mucho más que aquellos de los que aun seguimos aquí…luego de sepultarte en la zona más bonita del cementerio, acompañe a mi pata "el taxista" a reencontrarse con Ayudante, a bañarlo, alimentarlo y ponerle la correa para sacarlo al parque…que feliz y que dark se veía Ayudante, no parecía aquel Rottweiler que una vez casi me arranca un dedo. Sin duda, perro optimista tu agonía nos cambio la vida…

6 comentarios:

cantaalma dijo...

No sé porque la gente a veces la gente piensa que por no ser "iguales" no tenemos el derecho de ser tratados de la misma forma ._. Los animales,aslkdaknlsdasd qién los cuida? por lo menos en Perú, NADIE. Nadie se compadece de ellos y no hacen nada. No soy fanática ni me aferro a la idea de ser salvadora de animales pero tengo un porqé respondido acerca de lo qe viven estos pobrecillos individuos : nadie tiene la culpa de nacer como nació ._. o algo asi xd

Pd. menos mal y soy vegetariana (: lml

zeven dijo...

Cantaalma...
en el Perú hay muchas personas que se comportan como verdaderos animales...tongo, alan garcia y keiko fujimori son unas bestias colosales.

Alexis Rott dijo...

algunas prosnas creen erronaemente que los animales no tiene n sentimientos y que no piensan , y existe cosa mas equivocada .
los animales son nobles y mucho mas humanos que nosotros en cuanto a afecto claro.!

un slaudo zeven, perdon por el retraso!!

cantaalma dijo...

exacto, pero esos animales no necesitan qién los defienda :) creen qe somos fáciles de dominar, menos mal y existe gente como tú qe se dan cuenta de la realidad lml

zeven dijo...

Alexis Rott...
...sabes broder no se si esto te parezca un problema...pero aveces prefiero darle un pan a un perro de la calle que a un indigente...

Cantaalma...
oye gracias...mil gracias por darle a mis oidos esa sensacion desconocida y rica que sentieron al escuchar Comptine D'un Autre Été de Yann Tiersen

* El tropicólogo * dijo...

Los propios seres humanos somos animales, solo que tenemos raciocinio y algo más de inteligencia (y espíritu, añaden los religiosos), pero esas particularidades, en lugar de llenarnos de soberbia y hacernos creer que somos lo máximo sobre la Tierra, deberían hacernos comprender que esos seres que vemos como inferiores son en realidad nuestros hermanos, primos y ancestros en la evolución. Aunque sea por respeto deberíamos tratarlos bien y tenerlos en cuenta.

Me acordé que hace unas horas estaba hablando con unos amigos y apareció "Raúl" un perro que es de todos en ese barrio, cada día duerme en una casa distinta y todos lo quieren. Ojalá todos los animales domésticos tuvieran esa suerte...

Saludos!